Barbosa, factor en el momento nacional de la 4T

En su conferencia de prensa de este martes, el gobernador de Puebla Miguel Barbosa lanzó una crítica en la que nadie profundizó, y además hizo un anuncio relevante ligado con esa crítica.

1.      Comienzo con el anuncio: habremos de tener paciencia los poblanos, porque está claro que no habrá retorno a las actividades presenciales en las escuelas de Puebla el 1 de junio como lo anunció el secretario de Educación federal, Esteban Moctezuma el 22 de abril y como lo ha reiterado en los últimos días.

Esto nos lleva a concluir que la fecha dada por el secretario federal -quien por cierto incumplió con la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de despachar desde Puebla, en una de esas ocurrencias de descentralizar dependencias que no se ha concretado porque era inviable- se la sacó de la manga o sus cálculos estaban mal.

De hecho, hay que recordar que mientras Moctezuma anunciaba la fecha en la mañanera con el presidente, por la tarde el subsecretario de salud Hugo López-Gatell decía que no era un hecho, sino que dependía de las condiciones de los contagios.

La crisis dentro del gabinete de López Obrador se acentuó con estas diferencias, a las que se sumó el episodio con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, a la
que el subsecretario criticó al haber autorizado a cerveceras la reanudación de operaciones, pese a no ser una actividad esencial en la cuarentena.

Me voy ahora a la crítica que hizo el gobernador de Puebla.

2.      Miguel Barbosa cuestionó que no se dice la verdad sobre muchas cosas. Y de inmediato anunció que no volverán a los salones de clases el 1 de junio.

¿Exactamente a quién estaba refiriéndose el gobernador con eso de que no se dice la verdad? ¿A la autoridad educativa federal o a la sanitaria?

Días antes cuestionó que no llegaba suficiente apoyo a Puebla y fue nota nacional por decir que no recibiríamos pacientes de otras entidades, pues no nos ayudaban en nada para enfrentar la pandemia.

Lo que ocurre con el discurso del gobernador Barbosa es una muestra clara de la crisis en la 4T que muestra a un gobierno federal incapaz de aglutinar si quiera a los suyos. No hay operación administrativa adecuada y menos operación política.

Ya vimos una valiente decisión de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al rechazar la violación constitucional que quería hacer el detestable gobernador de Baja California, quien quería quedarse tres años más en el poder.

Estas medidas, los abusos de Bartlett con sus empresas beneficiadas con contratos millonarios con el IMSS y la incapacidad de secretarios como la de Energía, Rocío Nahle, el de Salud, Jorge Alcocer, la de 
Economía que no sabe leer ni siquiera datos de empleo o el director de Pemex que no entrega sus estados financieros a tiempo y que tiene a la empresa en su peor crisis de la historia, hacen suponer que de cara al 2021 el 4 teísmo se reagrupará, se replegará y replantearán estrategias y rutas. Y ahí estará el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa -con sus alianzas, sus aliados-, quien si de algo sabe, es de la política nacional.

Gracias y nos leemos mañana aquí, nos escuchamos en mis podcast de Spotify y en Arroba 96.1 FM en el noticiario En Punto de 7:00 a 9:30 horas y grillamos en Twitter como @erickbecerra1, en Face como @erickbecerramx y en Instagram como Erick Becerra.

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario