El SAT te quiere…

En mi breve tiempo como comunicador, siempre me he encuadrado en las áreas empresariales desde el punto de vista administrativo y fiscal. También me he enfocado en tratar de generar textos supletorios para los nuevos emprendedores que desean introducirse en el mundo económico de nuestro país.

Así pues, ya que como he dicho esta es mi primera columna de opinión en este medio, no quiero perder la línea que he trazado anteriormente, y por ello, abordo la nueva problemática fiscal que comienza, oficialmente, el día de mañana.

Margarita Ríos Farjat, la actual jefa del SAT, indicó en la conferencia matutina del ejecutivo que su organismo había detectado a miles de empresas defraudadoras fiscales entre EFOS y EDOS. Para los que desconocen esta terminología, los primeros se refieren a Empresas Facturares de Operaciones Simuladas, y los segundos corresponden a Empresas Deductoras de Operaciones Simuladas. También mencionó que tras seguir la huella de las operaciones de estas empresas, habían detectado sin lugar a duda que dichas empresas recibían ayuda desde el interior del SAT para poder colar sus operaciones. Sin embargo, las evidencias de este domingo 28 de Julio, cuando el SAT aumentó el número de empresas simuladores en 307 registros, dejan claro que esto es solo el inicio. Distinto de los movimientos de los anteriores jefes del SAT, parece ser que en esta ocasión la Maestra Ríos Farjat no sale a pronunciar amenazas o quejas en contra de los contribuyentes sin después darle seguimiento, tapándole el ojo al macho, por así decirlo. En esta oportunidad, el incremento de registros investigables y considerados como probables responsables a días del plazo fatal que la misma jefa del SAT planteó a empresas y contribuyentes involucrados en la simulación de operaciones fiscales dejan claro que las unidades de inteligencia fiscal del gobierno federal se encuentran trabajando duramente buscando los rastros de estas empresas EFOS y EDOS.

Y ello va a traer graves consecuencias. En primer lugar, hay que recordar que la jefa del SAT sugirió a todos aquellos contribuyentes que sospechasen tener facturas falsas que se acercasen al SAT para poder “corregir” dicha situación ANTES del día 1° de Agosto, recordándoles en dicha conferencia que la persecución en contra de todos aquellos involucrados  comenzaría en esa fecha misma. Así pues, tenemos dos puntos que merecen ser señalados: En primer lugar, es casi imposible que alguien tenga facturas falsas en su contabilidad y movimientos fiscales in que sea de su conocimiento. Si compraste un producto, o adquiriste algún servicio y pagaste debidamente tus contribuciones en apego a las regulaciones fiscales aplicables, entonces sabes que tu factura es buena. Si “compraste” un producto, o adquiriste un “servicio”, y dicho producto o servicio no se te otorgó, pero sí te dieron la factura, entonces sabes bien que tu operación es simulada. Luego, ¿A qué se refiere la maestra Ríos Farjat al decir que los contribuyentes se pueden acercar a regularizarse?

Solo se me ocurren dos vertientes reales a su comentario en esta primera vertiente: O el SAT quiere que aquellos que han comprado facturas falsas y simulado operaciones se acerquen con la finalidad de emplearlos como herramienta para capturar a los que emiten dichas operaciones simuladas, otorgando al mismo tiempo amnistía, condonaciones o facilidades para el pago de contribuciones y obligaciones omitidas para aquellos que se han acercado al SAT. O el SAT está tirando su anzuelo y esperando que alguien caiga, y cuando caiga, se arrasa parejo, tanto con el EDOS como con el EFOS.

En este sentido, y con base en la experiencia profesional tratando con las autoridades administrativas y fiscales del Servicio de Administración tributaria, creo que se trata de la segunda opción. Sí, desde luego que el SAT le tapará el ojo al macho, como decíamos, ofreciendo alguna bagatela de condonación o reducción de las obligaciones omitidas, pero inflando el crédito con sus clásicas multas, recargos y actualizaciones, haciendo que al final el que se acercó al organismo pague no solo lo que debió pagar, sino más por cuestión de diferentes sanciones imponibles por la autoridad misma. Entonces, ¿Para qué me acerqué a ellos?

Y como segundo punto en relación al comentario de la maestra Ríos Farjat, es claro que la persecución comienza este primero de agosto y pasará parejo sobre todos, sean EFOS o EDOS, que no se hayan acercado al SAT.

Pareciera una situación sin salida para aquellos que han deducido o emitido facturas de operaciones simuladas. Si empleaste facturas y te acercas al SAT, lo más probable es que termines pagando aquello que omitiste más las multas y demás sanciones. Si eres de las empresas que han emitido operaciones, es claro que la cancelación de tus certificados de sellos digitales por internet es inminente, y que tarde o temprano, tus domicilios fiscales y tus asientos de empresas serán revisados por la autoridad, sea por auditoría física o electrónica.

Y ese es el punto más importante. La maestra Ríos Farjat dejó claro que ras el 1° de Agosto, se usará TODO el peso de la ley en contra de ambos, tantos EDOS como EFOS. Según lo que he escuchado, de esos rumores que se escuchan dentro del propio SAT, la finalidad es dar un fuerte golpe desde este miércoles a los EFOS como primer objetivo. La finalidad es terminar sus operaciones a tal punto que sea fácilmente detectable toda EDOS que empleaba factura de operaciones simuladas consuetudinariamente. Esos son los dos objetivos principales del SAT, supuestamente.

En primer lugar los EFOS grandes, bien estructuradas, con diversas empresas, personal y actividades en los estados o en todo el país. Estas son las empresas que proveen, como se dijo en esa conferencia, a la mayor parte de los EDOS del país. Y el mensaje fue claro y sepulcral. Si te acercas antes de la fecha fatal, te voy a sancionar con los nimios beneficios que tiene la Ley federal de los Derechos del Contribuyente, pero si no te acercas… otro rumor, menos fundado y sonado, es que se prepararon casi ocho mil órdenes de aprehensión para ser ejecutadas a partir de ese mismo 1° de Agosto. Más difícil de creer este último paso porque sus efectos serían los mismos que levantar un tapete debajo del cual sabemos se esconden bichos rastreros. Si lo levantas, apastarás a algunos, quizá a la mayoría, pero otra gran parte se va a escapar.

Es por ello que veo menos fundado ese rumor. La parte más importante, y en la que fallaron TODAS las administraciones anteriores, es que nunca actuaron sabiendo dónde y quiénes eran los responsables de las operaciones simuladas, no los perseguían, contentos únicamente con desmantelar la cabeza visible de dicha organización. Y esta administración ya ha demostrado sus dientes. Saben qué empresas, dónde, cuándo y cuánto manejan, quiénes las conforman, dónde están, viven y trabajan. La estrategia lógica, si tienes todos estos datos, es hacer un buen trabajo, seguirlos de cerca, acreditarles las faltas y delitos, y entonces, con el pastel bien hecho, con todos los datos listos, haces una redada masiva y los detienes a todos o a casi todos en un solo golpe. Y yo sospecho que esa es la estrategia que hay detrás de esta administración. Lo sabremos a ciencia cierta a partir del primero de Agosto, sin duda. Si vemos noticias de alto impacto relativas a una detención masiva en varios estados de la república, esta administración decidió hacer correr a los bichos aplastando lo que puede y asustando a los demás, lanzándolos de la evasión formal a la evasión informal, todavía más difícil de detectar y combatir, e igual de poderosa que la evasión formal.

En términos generales, estoy satisfecho con un SAT que sí trabaja intentando detener a los EFOS y a los EDOS. Quiero que sigan funcionando, quiero que tengan éxito, y quiero que exista un campo de juego empresarial nivelado para todos aquellos que abrazan el camino de la legalidad. Pero no quiero golpes de impacto mediático cuya finalidad es acreditar el trabajo del gobierno, no otorgar verdaderos resultados. Por lo pronto, tenemos la advertencia y oferta para aquellos que cuentan con facturas de operaciones simuladas. Pero qué pasará para todos aquellos que no acepten la oferta y se arriesguen a la amenaza, es terra incógnita, y solo me queda esperar que el pastel que están haciendo, y que hasta ahora parece estar bien hecho, con el debido proceso en funciones, sea sacado del horno en el momento oportuno, y no en el instante en que sea necesaria una noticia impactante en favor del gobierno.

Y por ende, para finalizar, mi concejo a todos aquellos que tienen sospecha o certeza de la existencia de facturas de operaciones simuladas en su contabilidad: Acérquense a un despacho profesional especializado en materia fiscal, contable y administrativa. No vayan con un abogado general, no porque no puedan o sepan, sino porque un especialista en la materia es más confiable en su solución que un generalista. No se acerquen al SAT. La opción de auto regularizarse ya está en código y un profesionista les puede asesorar sobre cómo y cuándo hacer su autocorrección, mientras que el SAT efectuará una auditoría probablemente con base en la información que el propio contribuyente le dio. Infórmense, consulten y recuerden: El servicio profesional especializado no es barato y es difícil de conseguir. Pero la tranquilidad patrimonial, y la seguridad en la libertad no tienen costo material alguno, pero tiene todo el peso y valor del mundo.

Deja un comentario