La salida de Manzanilla y llegada de David Méndez

Fernando Manzanilla renunció como secretario de Gobernación y permitió al gobernador Miguel Barbosa hacer un enroque natural: colocar a David Méndez Márquez como titular de la Segob.

Veamos el hecho en dos partes. Lo que implica la salida de Manzanilla Prieto y lo que significa la llegada de David.

  1. La renuncia de Fernando Manzanilla se entiende en un contexto en que se concluyó el ciclo que empezó en el 2018, como él mismo señaló en su carta y video de despedida.

Quien fuera cuñado de Rafael Moreno Valle, con quien también fue secretario de Gobernación, sabía que su ciclo en el gobierno de Puebla se había agotado.

Lo decía todo: las condiciones, los tiempos, los mensajes. Incluso aquellos que le juegan al periodismo e inventan complots donde no los hay.

Si bien Manzanilla es un hombre de método, de ciencia, de análisis pero también de creencias espirituales.

Y en esa medida tomó sus decisiones. Con esos parámetros.

Como lo adelantó el periodista Arturo Luna, Manzanilla volverá a su curul de la cámara de Diputados en representación del PES, que cambiará de nombre a Encuentro Solidario.

El futuro de Manzanilla lo construirá paso a paso como sabe hacerlo. ¿Será electoral? Sin duda.

  • Ahora bien, el análisis de lo que implica la llegada de David Méndez es igual de prolífico.

David es un barbosista puro. Le apostó a todo con el gobernador desde las campañas y aportó buena parte de las ideas políticas y pragmáticas para el triunfo.

Pertenece a una familia auténticamente de izquierda, forjada en las luchas más arraigadas de su tipo.

Tiene varias ventajas: no tiene protagonsimo de ese que quita el sueño a los gobernadores o incluso a sus compañeros, es atento, con habilidades de negociación y sabe perfectamente lo que el gobernador Miguel Barbosa quiere para esa posición.

La llegada de David le da a la jefatura de gabinete autenticidad de grupo político y certeza de que las decisiones que tome y los mensajes que envíe serán mensajes del gobernador.

Buenas expectativas sin duda a un año de gobierno.

Como hemos visto, el gobernador no le teme a los cambios y esa es una virtud, sobre todo cuando es necesario apretar o elevar el nivel de exigencia en la administración pública.

Gracias y nos leemos mañana.

Préndele al radio de lunes a viernes de 7:00 a 9:30 horas para acompañarme en la revista noticiosa En Punto, a través de Arroba 96.1 FM.

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario