Promotores ambientales de CEMEX refuerzan rehabilitación de Río Tenexcalco

 

Más de 300 especies de flora y fauna que habitan a lo largo del cauce fueron identificadas para su conservación por 21 estudiantes del bachillerato Salvador Novo.
Los jóvenes poblanos participaron en cinco jornadas de limpieza del río, recolectaron residuos de plástico y vidrio, equivalente a más de dos mil botellas de PET. 

 

 

La cultura ecológica continúa permeando en la juventud de Puebla, al graduarse la tercera generación de promotores ambientales del Programa de Restauración Ambiental Comunitaria (PRAC) de CEMEX.

Los 21 participantes centraron sus esfuerzos durante 10 meses en el cuidado y conservación del Río Tenexcalco, principal cuerpo de agua de la región y una de las fuentes más importantes de este recurso para el municipio de Cuautinchán. 

La preservación del cauce fue el detonante para que se realizaran cinco jornadas de limpieza a lo largo del río. Se recolectaron más de 70 kilogramos de basura, entre plástico, vidrio y otros residuos dañinos, equivalente a más de dos mil botellas de PET.

Durante estos recorridos, los jóvenes estudiantes del bachillerato Salvador Novo, identificaron más de 300 especies de flora y fauna de las localidades colindantes al río, con apoyo de integrantes de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

Esta acción se realizó con la intención de implementar medidas para la conservación de la vida vegetal y animal de la zona, como la de los ajolotes, especie en peligro de extinción, endémica del centro de México. 

Con apoyo del ayuntamiento municipal de Cuautinchán, se reforestó la zona con 36 agaves pulqueros, mismos que se aprovecharon para la retención de suelos e infiltración de agua a los mantos acuíferos del Río Tenexcalco.

Para ayudar a que la planta crezca con mayor facilidad y con menos problemas de plagas, los instructores del Centro CEMEX- Tec apoyaron a los jóvenes en la aplicación de hormonas vegetales, con la intención de que la flora permanezca y se evite la erosión del suelo. 

Los participantes recolectaron alrededor de 10 kilogramos de semillas de árboles de la región para su cultivo y reproducción en el vivero de Planta Tepeaca de CEMEX, que produce más de tres mil ejemplares al año.

 

Como parte del programa, seis participantes también realizaron una actividad productiva: la creación de una microempresa que produce y comercializa artículos elaborados a base de nopal, como galletas, panqués, pasteles y tortillas. Los menores recibieron apoyo y asesoría de la Dirección de Innovación y Tecnología (DITCO) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). 

Con acciones como esta, CEMEX refrenda su compromiso con las poblaciones de Cuautinchán y Tepeaca en materia de responsabilidad social para ayudar a Construir Mejores Comunidades a través del cuidado del medio ambiente y sostenibilidad. 

El Programa de Restauración Ambiental Comunitaria (PRAC) es una iniciativa de educación ambiental participativa que incluye la formación de promotores y líderes ambientales, la elaboración de diagnósticos socioambientales y ecológicos de las comunidades y la intervención para la mejora del entorno y su ecosistema. 

El PRAC comenzó en 2013 en el estado de Hidalgo, y es coordinado por el Centro CEMEX-Tec. Ahora en 2019, la Planta Tepeaca de CEMEX fue reconocida con la certificación oro que otorga el Wildlife Habitat Council (Consejo para el Hábitat de la Vida Silvestre o “WHC” por sus siglas en inglés). 

En Puebla, el PRAC inició su primera generación en 2016, hoy ya son 104 promotores ambientales certificados. Actualmente, el programa se lleva a cabo en el Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León, San Luis Potosí y Yucatán, a la fecha se han capacitado más de mil 700 promotores ambientales a lo largo del territorio mexicano.

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario