Cárdenas eleva competencia de la campaña

A ver. La llegada de Enrique Cárdenas le pone sabor al caldo.

Pero mal haríamos si pensáramos que el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano ganarán la elección sólo con la llegada del académico.

Pero ¡ah cómo entretiene! a todos desde el miércoles por la tarde.

Sin duda, la sola llegada de Enrique Cárdenas a la candidatura es un mensaje en sí mismo.

El mensaje es que el PAN nacional quiere a toda costa borrar el morenovallismo.

Y hay que recordar que el morenovallismo borró al yunque. Entonces… ¿de qué se enoja Blanca Jiménez?

Veamos.

Rafael Moreno Valle usó al PAN porque el PRI –Mario Marín- le cerró el paso para ser presidente del congreso y luego candidato.

Moreno Valle borró del mapa a los panistas tradicionales Paco Fraile, Ana Tere Aranda –a quien incluso persiguió- y qué decir de Lalo Rivera, a quien acosó, investigó y por poco lo encarcela.

Eso hizo Moreno Valle y bueno, hoy el PAN hace lo contrario.

Devuelve al PAN la capacidad de decidir qué hacer, sin depender de un líder máximo.

La decisión de Marko Cortés con la conducción de Genoveva Huerta fue brutalmente eficaz.

Y sin duda hará al PAN más competitivo para esta campaña.

Ya depende del doctor Cárdenas dejarse ayudar por los que saben hacer campaña para poder ser opción electoral.

Ayer vi un buen mensaje del doctor Cárdenas: dijo que buscará hacer una operación cicatriz. Nada más inteligente, sobre todo porque además de quienes se quejaron de la “imposición” como ridículamente lo hizo Jesús Giles, hay otros que están analizando qué hacer: si romper con el PAN o sumarse al ungido externo.

Sin duda Enrique Cárdenas requiere de la estrategia electoral y de comunicación.

Por supuesto necesita de la ingeniería electoral de quienes saben del tema.

Requiere digamos de un buen promotor electoral.

Necesita de un buen equipo de promoción del voto.

De un ejército de movilización.

Y de un gran ejército de defensa del voto en cada casilla.

Si no cuenta con ello o no se deja ayudar, Cárdenas será un buen candidato pero no ganará la elección.

Lo que sí es un hecho es que Morena se tambaleó con esta decisión.

Morena navegaba con cierta comodidad en su proceso interno. Administraba el tiempo y su precampaña.

Hoy, la circunstancia es distinta y tendrá que tomar buenas decisiones. No equivocarse, pues.

Termino como empecé: Morena sigue estando en primer lugar partido vs partido, con una diferencia de entre 20 y 30 puntos. Pero si se confía y comete errores, la brecha se cerrará sobre todo porque hay casi 40% de indecisos.

Gracias y nos leemos el lunes.

Twitter: @erickbecerra1

Facebook: @erickbecerramx

Deja un comentario