Claudia Rivera aplaza impuestos y destina recursos a comercio formal

La forma de atender la pandemia del COVID19 puede ser una oportunidad para que las autoridades recuperen la vinculación y la confianza que hayan perdido en los últimos meses en el ejercicio de gobierno.

En el caso del presidente Andrés Manuel López Obrador, es probable que el pacto con los hospitales privados le ayude a recuperar aprobación ciudadana que perdió estrepitosamente en las últimas semanas y en general en los meses de octubre a abril.

En el caso de la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera, el mayor sector crítico ha sido el de los comerciantes establecidos del Centro Histórico, debido a la presencia de los vendedores ambulantes.

Pero el plan presentado ayer por parte del ayuntamiento poblano puede ser una muy buena herramienta de recuperar el terreno perdido.

Es prácticamente un hecho que el aislamiento decretado a finales de marzo y extendido al 30 de abril se ampliará a mayo próximo.

Es por ello que todos los pronósticos de empresas relativos a flujos y procesos de recuperación de cartera está pensado en junio-Julio.

Y entonces la alcaldesa de Puebla lanza un apoyo directo en “efe” a los comerciantes del CH afectados por las nulas ventas.

Esto, más el aplazamiento del pago del predial, limpia y otros derechos le permitirán un respiro en su relación con la iniciativa privada. No sólo con la cúpula.

Algo fundamental será la obra pública. Para el gobierno del estado y los ayuntamientos además de condonar impuestos o aplazar sus pagos urge reactivar la economía vía la obra pública.

Eso se lo agradecerán las empresas de la construcción, sin duda, pero también las miles de familias de trabajadores de la construcción que pueden reponerse del bache enorme en el que cayeron.

Bien, por las medidas de Claudia y su ayuntamiento, para cuyo anuncio dejó pasar el tiempo del gobernador, quien presentó su programa el domingo pasado. Parece una muestra de cortesía política.

Gracias y nos leemos mañana.

Deja un comentario