Protestar estudiando

Estoy de acuerdo que nuestra sociedad en muchas ocasiones no es escuchada por las vías institucionales.

O incluso puede haber autoridades que oyen pero no escuchan, o escuchan pero no actúan.

En el caso de los jóvenes universitarios que mantienen bloqueados accesos a unidades académicas, hay que reconocer que están evolucionando el nivel de la protesta:

1. Pienso que la protesta debe ser auténtica.

2. Espontánea y real.

3. Ajena a intereses de partidos o facciones políticas (aunque en la historia de los movimientos eso no ha sido posible).

4. Debe ser contundente pero basada en demandas reales y con planteamientos lógicos.

5. Debe ser breve, pues de otra manera se puede desestabilizar a las instituciones. Y a nadie conviene desestabilizar al gobierno del estado, del municipio o a la BUAP, porque perdemos todos.

Las protestas de los jóvenes contra la violencia es legítima y, sin duda alguna deben hacerse escuchar.

Anoche se informó que los estudiantes aceptaron el llamado del rector Alfonso Esparza de hacer paro activo para que no se boicoteen ellos mismos.

Deben prosperar sus demandas y para hacerlo, la Universisad debe funcionar.

Liberaron los accesos en CU con el control de la DASU, organismo que garantiza la seguridad de las instalaciones de la BUAP.

Ahora bien, los “tendederos” con “denuncias” anónimas contra maestros, maestras y directivos parecen más bien expresiones de algunos jóvenes que no han entendido que a la universidad se va a aprender, a reflexionar, a razonar y a contrastar, con rigor académico y disciplina, para formar profesionales eficaces y, eventualmente, felices.

Aquellos que aprovechan el muro para escribir nombres de maestros y maestras quejándose de que los reprueban, están perdiendo la oportunidad de que se tomen en serio las denuncias reales de acoso que algunos de sus compañeros han hecho.

No se vale desprestigiar a catedráticos sin fundamento.

No pueden, no deben hacerlo. Es un camino equivocado que lleva al desprestigio de la institución donde se están formando.

Desde los corrillos:

Muchas felicidades a la familia Cañedo por los 50 años de la agencia de viajes HR.

Además de ser un próspero negocio familiar, el valor agregado de la empresa es que se transporta en la experiencia del usuario antes de tomar una decisión de viaje.

Al ser expertos y tener sensibilidad de las emociones y disfrutar el mundo de los viajes tanto como su propia vida, la familia Cañedo ha estado siempre en el imaginario colectivo cuando se trata de tomar una decisión compleja de un viaje largo o de visitar algunos atractivos de México.

A Alejandro, un profesional del turismo, ¡muchas felicidades!

Gracias y nos leemos mañana.

En tanto, nos escuchamos de 7:00 a 9:30 por 96.1 FM, 90.7 FM y 920 AM en el noticiario de revista En Punto.

Twitter: @erickbecerra1

Face: @erickbecerramx

 

 

 

Deja un comentario