Tras la pandemia, vital rescatar la economía

Uno de los principales indicadores económicos es el del desempleo. Habla del número de personas que no lograron ser contratadas en el mercado laboral con cierto ingreso fijo.

En medio de la crisis económica desatada por la suspensión de actividades no esenciales el desempleo, se percibe, ha sido demoledor.

Aún no lo refleja la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) para marzo de 2020 que reveló una Tasa de Desocupación (TD) de 3.3% de la Población Económicamente Activa a nivel nacional. En su comparación anual, la TD retrocedió durante marzo de 2020 frente a la de igual mes de 2019 (3.3% vs 3.6%), con datos ajustados por estacionalidad.

La Tasa de Subocupación (referida al porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda) representó el 9.3 por ciento. En su comparación anual, esta tasa fue mayor a la de igual mes de un año antes que se ubicó en 7.1 por ciento. 

El Inegi informó: la Tasa de Informalidad Laboral 1 (proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo) fue de 55.8% en el tercer mes de 2020, proporción inferior a la del mes precedente, y menor en (-)1.2 puntos respecto a la de igual mes de 2019.

El impacto en el empleo se verá claramente en el siguiente corte, cuando hayan pasado los recortes realizados en marzo y reflejados en abril, y sobre todo en junio cuando la crisis del mercado laboral haya llegado a su máximo nivel.

En Puebla, el gobierno del estado que encabeza Miguel Barbosa lanzó un amplio plan de intervención económica que incluye condonación del impuesto de remuneraciones al trabajo, suspensión de emplacamiento, créditos a empresas y apoyo a agroproductores.

En el caso del ayuntamiento de Puebla, la alcaldesa Claudia Rivera lanzó una decena de medidas, y una de ellas ha sido suspender la circulación vehicular en el primer cuadro de la ciudad.

Se valoran los esfuerzos de ambos órdenes de gobierno por tratar de paliar un poco el deterioro económico, que se suman a acciones de empresarios como los integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, que se adhirió a la cadena de solidaridad mediante la donación de alimentos, principalmente a trabajadores de esa industria, la más lastimada e ignorada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) padece hoy la suspensión de venta de alimentos –antes se prohibió la comercialización de bebidas embriagantes- en sus instalaciones y sólo puede comercializar para llevar. De hecho pidió extender al comercio informal esta medida porque ahí no hay contención alguna.

En El Heraldo de Puebla nos solidarizamos con el sector y ofrecemos una plana diaria gratuita con publicidad de los restauranteros para que ofrezcan sus servicios #ADomicilio.

Buen punto se anotó Agua de Puebla para Todos, después de anunciar la condonación del pago del agua y drenaje para una larga lista de 358 colonias beneficiadas.

No cualquiera se avienta la puntada de dejar de percibir lo correspondiente a 200 mil 374 cuentas, que representan más de 801 mil beneficiarios.El esfuerzo de la empresa que dirige Héctor Durán seguramente tendrá un costo en las finanzas internas de la compañía, pero se agradece que se hayan puesto solidarios con los que menos tienen y que enfrentan hoy una muy difícil situación económica.Gracias y nos leemos mañana.

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario