Acertar en el regreso a la actividad

Erick Becerra

La próxima y eventual reanudación de actividades económicas no esenciales en Puebla exige un ejercicio de análisis detallado de los riesgos y cómo evitarlos.

La industria restaurantera, una de las más golpeadas con los cierres, lleva ya camino recorrido en la elaboración de todo un protocolo nacional.

Incluso el hecho de la temprana apertura en la CDMX permite a los poblanos aprender de los errores capitalinos para no repetirlos.

Medidas en la recepción de los restaurantes, el espacio entre mesas, la carta digital y las medidas en la cocina, así como al pagar son fundamentales para reducir riesgos de los empleados y comensales.

Una encuesta aplicada por la Canirac revela la preocupación de los empresarios en cómo serán de cuidadosas las medidas sanitarias. Los resultados se los presentaré mañana.

Pienso en los cines por ejemplo, donde hay también una serie de medidas que tienen que ver con la venta espaciada de los asientos, es decir que no será difícil que se puedan vender sólo los asientos permitidos, dejando un lugar libre.

Pero el respeto de esos espacios será responsabilidad de los usuarios, como en la mayoría de los casos.
En plazas comerciales también se han definido medidas para evitar el contacto entre personas, un solo sentido por puerta de acceso y de salida y el uso de gel y registro de temperatura y oxigenación de los consumidores.

En los servicios no esenciales también será conveniente reducir los riesgos y seguir medidas estrictas.
Pero si lo pensamos bien, la mayor responsabilidad recaerá entre los usuarios, asistentes a estos lugares.

Hay muchas actividades que sufrirán cambios ¿cómo le harán los valet parking para dar confianza de que tomen tu auto para estacionarlo sin dejar el virus en caso de portarlo?

Es fundamental que aunque el ciudadano crea o no en el virus, le crea o no a López-Gatell o al presidente López Obrador sobre el uso del cubrebocas, sea obligado a portarlo.

Desde el Derecho Romano los estudiosos sabían que el ciudadano no era totalmente responsable de sus actos, por lo que consciente o no, debía existir la aplicación de medidas de fuerza para hacer cumplir la ley.

Por eso es que hay sanciones corporales y antes, medidas administrativas para obligar al contribuyente a cumplir el ordenamiento jurídico.

O más claramente: si no cumplen con la medidas sanitarias, pues que les cueste algún castigo: lo mismo impedirles el acceso a plazas comerciales o incluso desalojarlos de sitios como el cine.
Digamos que como decía mi madre cuando éramos niños: si no te educan en tu casa, lo harán en la calle.

Gracias, nos leemos aquí y nos escuchamos de lunes a viernes en el podcast En tiempo real ‪desde las 5:00 horas (en Spotify, Apple Podcasts, Anchor, Overcast Breacker, Google Podcasts, PocketCasts y radiopublic.com), ‪de 7:00 a 9:30 en el noticiario de revista En Punto, por Arroba 96.1 FM (antes 920 AM) y La Poderosa de San Martín Texmelucan 90.7 FM.
Me puede seguir en Twitter como @erickbecerra1, en Facebook como @erickbecerramx y en Instagram como Erick Becerra.

Deja un comentario