Al momento, 21 muertos y más de 70 heridos en la explosión de la toma clandestina de PEMEX en Tlahuelipan, Hidalgo.

Al menos 21 personas murieron y otras 71 resultaron heridas este viernes durante una explosión en una toma clandestina de combustible en un ducto de la petrolera estatal mexicana Pemex.

La explosión se produjo en el ducto Tuxpan-Tula a la altura del municipio de Tlahuelipan, ubicado a 100 km al norte de Ciudad de México.

Según Pemex, se trataba de una toma clandestina instalada para robar el combustible del ducto.

En declaraciones a medios locales, el alcalde del municipio, Juan Pedro Cruz, indicó que tras reportarse la fuga llegaron al lugar elementos del Ejército mexicano, quienes acordonaron la zona pero no pudieron controlar a unas 200 personas que rompieron el cerco y tomaron el combustible.

Según las autoridades, la fuga del combustible se reportó poco después de las 17:00 y la explosión unas dos horas más tarde.

Medios mexicanos reportaron que al producirse la explosión, el combustible creó una especie de barrera de fuego en la zona donde se encontraba la mayor cantidad de personas en una especie de zanja.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, lamentó lo ocurrido en su cuenta de la red social Twitter.

 

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer que las unidades de Tula y Tepeji brindan atención médica a los heridos, sean o no derechohabientes,.

 

Mientras tanto, la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, informó que cuatro helicópteros “cóndor” aterrizaron en la caseta de Tepotzotlán para recibir a las personas heridas y trasladarlas a cinco hospitales de la Ciudad de México habilitados para atenderlos.

 

 

 

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario