Barbosa, de visita en Tlaxcala

La próxima semana estará en Tlaxcala el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, como en el segundo tiempo de un partido, en la parte complementaria del inicio de una buena relación con Marco Mena, su homólogo del vecino estado.

Ambos gobernadores lograron un buen entendimiento cuando la semana pasada se reunieron en Puebla y acordaron firmar un convenio de colaboración en sustancialmente los temas: Desarrollo metropolitano, Seguridad pública, Río Zahuapan–Atoyac, reforestación de La Malinche.

La visita está marcada para el jueves, pendiente de confirmar, pero ya está considerada en ambas agendas.

La relación entre Tlaxcala y Puebla siempre ha sido cordial. Hoy puede ser mejor.

Y eso debido a que estamos en un punto en que las circunstancias ayudarán mucho.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, está arrancando su primer año de gobierno y todo lo bueno que se logre empezar ahora podrá tener frutos claros y palpables en un par de años.

Digamos, por ejemplo, en materia de desarrollo urbano, económico, medio ambiente y saneamiento de los afluentes.

En materia de La Malinche, también el proceso de reforestación y protección para preservar fauna y flora puede tardar por lo menos eso, un par de años.

Y en materia de seguridad pública, los resultados pueden observarse antes.

Es así que al gobierno de Barbosa Huerta le hace mucho sentido comenzar pronto.

Y en el caso de Marco Mena, ésta es buena oportunidad para concretar muy rápido.

Además, el gobernador de Tlaxcala ha tendido puentes muy efectivos y afectuosos con integrantes de la 4T tanto en otros estados como en la capital del país.

Goza de una magnífica relación con la secretaria federal de Cultura, Alejandra Frausto, cuya sede está en Tlaxcala.

En ambos casos, los resultados pueden tener efectos positivos con los estados con los que ambos colindan: Estado de México, Hidalgo, Veracruz, Morelos, Oaxaca.

Para Marco Mena las relaciones con sus vecinos también pueden abonar a la reducción de índices delictivos, además de que pueden vincularse efectivamente en materia de desarrollo económico, principalmente industrial.

Por cierto que esta misma semana continuarán los ajustes en el gabinete del gobernador de Tlaxcala, quien está ajustando el equipo, como en un torneo de futbol: mueve a algunos de posición, salen unos, entran otros, con más energía, sin cansancio y sobre todo con la cabeza despejada para alcanzar el objetivo central del director técnico: llevarse el campeonato.

Gracias y nos leemos mañana.

Síganeme en Twitter: @erickbecerra1

Y en Face: @erickbecerramx

Deja un comentario