De los bancos y la plataforma CoDi.

En esta ocasión, quiero platicar acerca de un nuevo método de pago que, si actúa tal y como fue demostrado y ofrecido en la 82ª convención bancaria, se convertirá en una poderosa herramienta para todas las micro y pequeñas empresas. Hablamos del CoDi (Cuyas siglas se refieres a la Plataforma de Cobro Digital.).  Este sistema novedoso en México ya se emplea en china desde hace al menos cinco años. Requiere, primero, que el comercio en cuestión cuente con la tecnología QR (Quick Response.), sistema que se basa en un código individual que representa a la tienda y que, al ser fotografiado y/o enfocado por la cámara de un teléfono inteligente, lo traduce en la tarjeta de presentación del comercio que cuenta con tal código. Ahora bien, esta tecnología se planeta llevar a un nivel superior. Por medio del sistema CoDi propuesto, el usuario podrá escanear el código QR del comercio al que desea efectuar un pago, dicho escaneo abrirá la pantalla relativa a la emisión del pago una vez relacionado el teléfono inteligente con la plataforma CoDi, y podrás pagar con un simple pase de tu teléfono, tras digitalizar el monto y concepto del pago. El comercio lo recibe electrónicamente de inmediato, y se ahorra tiempo, esfuerzo, carga de llevar tanto tarjetas como efectivo encima, y desde luego, se ahorra comisiones bancarias por este método de transferencia.

Una ventaja adicional, es que el sistema CoDi no requiere que la cuenta bancaria de la que proviene el pago esté enlazada a una tarjeta de crédito o débito, lo que sí es obligatorio en otros métodos de pago. Para que este sistema funcione, de acuerdo a la propuesta, debe ser controlado por el Banco de México como parte neutral y proveedor de la plataforma en la que operan los sistemas basados en la tecnología QR. Los bancos, de esta forma, puedes interconectarse para operar entre sí, lo que genera que exista un único sistema interbancario de Cobro Digital sobre el cuál funcionar, y por ende, deja de generar necesidad de efectivo entre los usuarios al permitir recibir esta forma de pago sin importar cuál sea tu banco de preferencia, sin ningún costo para el usuario, ni para el comercio, y al no emplear estructura de los bancos, no genera tampoco una comisión por su empleo.

Otra parte importante es que, dado que este nuevo sistema está diseñado para mejorar el sistema de circulación de currencia en términos generales en nuestro país, y al mismo tiempo para beneficiar de forma directa tanto a los usuarios como a las micro y pequeñas empresas, los pagos menores a $8, 000.00 m.n., serán completamente gratuitos en su operación tanto para el usuario como para el comercio que lo recibe, y es importante señalar que aproximadamente el 77% de las operaciones mercantiles en nuestro país están constreñidas dentro de esa cantidad aproximadamente.

Cada banco elegirá la forma en que ofrecerá sus servicios en la plataforma del banco de México, y existen ya diversos ejemplos de cómo funcionaría dicho sistema tanto para empresas como para usuarios. Hasta el momento, el sistema propuesto más común implicaría abrir una rápida cuenta bancaria QR en la institución de la preferencia del usuario, trámite que debería ser rápido, y una vez dada de alta, será posible recibir y emitir pagos con esa cuenta bancaria empleando la plataforma digital ofrecida por el Banco de México.

Si este sistema CoDi es lanzado por el nuevo gobierno federal como se ha planteado en la 82ª convención bancaria, o con muy ligeras modificaciones, será un éxito comercial. Se supone que aproximadamente el 75% de los mexicanos contamos con un teléfono inteligente, por lo que es solo cuestión de practicidad poner en práctica este sistema que, al hacer más fácil y seguro efectuar pagos, de la misma forma incentivará al consumo por parte de los usuarios.

Deja un comentario