Incertidumbre, a un año de la pandemia

Erick Becerra

A un año del inicio de la pandemia del COVID-19, México enfrenta una profunda crisis de la que es muy poco claro cómo podrá salir.

Los datos estremecen: 2 millones 89 mil 281 contagiados, 186 mil 152 fallecidos, de acuerdo con las cifras de la Universidad Johns Kopkins.

Número de vacunados completos en México: 567 mil 338, apenas 0.45% del total.

¿Cuáles son los items principales a un año de distancia?

Le ofrezco 10:

1.     El presidente Andrés Manuel López Obrador desestimó la gravedad desde el principio. Recomendó, de hecho, seguir con la vida cotidiana normal.

2.     Lo recordamos el 23 de marzo de 2020 durante una gira por Oaxaca, diciendo: “Yo les voy a decir cuándo no salgan pero si pueden hacerlo y tienen posibilidad económica, sigan llevando a la familia a comer, a los restaurantes, a las fondas”.

3.     La secretaría de Salud, el vocero en particular, Hugo López-Gatell se resistió por 10 meses a usar cubrebocas y recomendó no usarlo como una de las medidas preventivas, aún cuando la OMS sí lo identificó como fundamental.

4.     La crisis del COVID-19 se juntó con la emergencia por la carencia de medicamentos para niños con cáncer.

5.     No sólo eso: hoy persiste una crisis profunda de escasez de medicamentos de todo tipo. Escasean medicamentos para padecimientos graves y crónicos, como hipertensión y diabetes, y no hay vacunas suficientes.

6.     Las cadenas productivas se rompieron, generando escasez de insumos, encarecimiento de materias primas e incremento del precio final, además de especulación, y una caída del 8.5% del PIB.

7.     La educación empeoró, creció la deserción escolar y se amplió la brecha entre quienes reciben educación pública y privada.

8.     México es criticado por expertos por atajar inadecuadamente la crisis sanitaria, tiene el doble de letalidad que el promedio mundial, el tercer lugar de contagios y el último lugar de vacunados. Millones siguen sin creer en el virus, ignoran las medidas y adoptaron productos milagros que terminó matando a muchos.

9.     El modelo de semáforos epidemiológicos perdió credibilidad, los gobernadores se enfrentaron al presidente y cada entidad -como Puebla- decidió seguir en rojo o naranja, pese al optimismo federal que decoloraba la alerta.

10.  El vocero federal, López-Gatell enfermó y se sumó a decenas de funcionarios -incluso muertes-, mismos que tienen un común denominador: el presidente, quien en Palacio Nacional y durante giras se ha negado a seguir de manera estricta las medidas preventivas.

Esto nos ha dejado el COVID-19 a un año: muerte, desazón, crisis, desempleo, marginación y desesperanza. ¿La vacuna es una luz al final del túnel? Sí, pero lea y escuche bien lo que le digo: esto durará un año más. No antes de la primavera del 2022 saldremos de esto, porque somos México, y aquí, como se ve, las cosas no pueden hacerse bien.

Muchas gracias; nos leemos aquí y nos escuchamos de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 en el noticiario Tribuna 98.7 por LOS40, y en el podcast En tiempo real (en plataformas como Spotify y Apple Podcasts). Me puede seguir en Twitter como @erickbecerra1, en Facebook como @erickbecerramx y en Instagram como Erick Becerra.

Deja un comentario