Llega el COVID-19 a la XXV Zona militar

No es un tema de alarma, pero sí de consideración.

En medio del más alto pico de la curva de contagios y muertes hasta ahora –que no se aplana ni a trancazos- ocasionados por el COVID-19, en Puebla se prendieron focos amarillos en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por la confirmación de una oncena de casos de sus integrantes.

Obviamente es un proceso que se ha presentado desde hace varios días, pero que conforme se han aplicado pruebas de laboratorio se han estado confirmando en cascada.

Todo parece indicar que deben reforzarse las medidas de sana distancia, uso de cubrebocas, lavado de manos, y muchas más en de las instalaciones del Ejército Mexicano en Puebla.

No es un asunto fácil porque los integrantes de las fuerzas armadas utilizan equipo, armamento, comedores, espacios de prácticas y muchos más que deben estarse sanitizando con mayor pulcritud.

Este jueves se confirmaron como positivos 11 integrantes del Ejército Mexicano en Puebla, mismos que quedaron aislados en sus propios camastros.

De hecho fue aplicada una treintena de pruebas, cifra que nos podría llevar a inferir que se sospecha elevado el nivel de contagio.

A cuidar a las fuerzas armadas.

Desde los corrillos:

Aguas con la reforma a la Ley de Educación del Estado en el congreso local.

Aguas con un tema que es delicado y no veo por qué en estos momentos álgidos de emergencia sanitaria sacar temas tan delicados sin una amplia discusión social, como en el caso de la regulación a las fake news.

La respuesta de las universidades aglutinadas en el Consorcio Universitario es contundente:

“…la iniciativa presenta disposiciones de carácter general que no reconocen a los particulares ningún derecho, excepto el de impartir educación en sus diversos tipos y modalidades. Algunas de las obligaciones introducidas resultan excesivas, como que “los colores que se utilicen en los inmuebles destinados al servicio público educativo serán de color neutro”.

¿En serio quieren los diputados homogeneizar el color de las universidades? ¡No inventen!

Pero hay más: “(la iniciativa de reforma) Incrementa atribuciones de supervisión y vigilancia a la Autoridad Educativa Estatal respecto de planteles y programas, afectando los principios de certeza jurídica, simplificación y equidad entre las instituciones.

Vulnera el derecho de autogestión y decisión sobre el destino de los recursos obtenidos lícitamente por las instituciones particulares. Afecta también el derecho a la obtención y gestión lícita de recursos. En el apartado de bienes muebles se vulnera el principio de legalidad, abriendo el paso a la incertidumbre jurídica y, por tanto, en estado de indefensión”.

Estoy seguro que Gabriel Biestro, presidente del congreso, escuchará y tomará la palabra de los rectores quienes llamaron “a un diálogo incluyente en pos de la mejora de la calidad, la pertinencia social y una perspectiva humanista, en favor de estudiantes, sus familias y la sociedad”.

Es cuanto.

Gracias y nos leemos el lunes. Lo invito a seguirme en Twitter donde me encuentra como @erickbecerra1; en Facebook como @erickbecerramx y en Instagram como Erick Becerra, misma forma como me puede escuchar en Spotify.

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario