Los mensajes de Romo en Puebla

La reunión del gobernador Miguel Barbosa, con el jefe de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, el encuentro del funcionario con la iniciativa privada poblana y la posterior comida dejaron varios mensajes a los poblanos.

1.      Fue un acercamiento a 10 meses de iniciada la administración de Andrés Manuel López Obrador y a más de año y medio de sus visitas campañeras en que se planteaban -como en todas- propuestas, promesas, compromisos.

2.      Los empresarios particularmente están preocupados -y así se lo hicieron saber a Romo- por la inseguridad pública, por la desaceleración económica, por la escasa inversión pública y privada.

3.      Los empresarios poblanos le expresaron a Romo sus preocupaciones e incluso exigencias para que aumente la inversión pública en materia de construcción de obra pública, pues la industria ancla de la economía nacional está estancada, con un año de decrecimiento.

4.      Sin duda los hombres de negocios expresaron sus quejas ante la aparente falta de planeación en materia de obra pública y sobre todo el subejercicio que como sabemos da al traste con el dinamismo económico y pega directamente a decenas de subsectores o ramas industriales.

5.      Pero además de las exigencias y críticas de los empresarios, lo que más destaco es el poscionamiento de Romo en las reuniones con los inversionistas poblanos.

6.      Alfonso Romo, guiado por los liderazgos de los consejeros empresariales poblanos, los destacados Alfredo Rivera y Pepe Chedraui, se mostró afable, como es. Animado y muy cercano a quienes le acompañaron.

7.      Me quedo con dos preocupaciones de Romo: la primera tiene que ver con la iniciativa del SAT por perseguir y sancionar como si fueran auténticos delincuentes a las empresas que reciban facturas falsas.

Está claro que es totalmente inaplazable combatir a las factureras, claro está, pero la preocupación radica en que se sancione excesivamente a las firmas que sin saberlo, paguen facturas no falsas pero sí de empresas que no tienen actividad operaativa.

8.      Esa preocupación se sumó al hecho de que están analizando la posibilidad de aumentar el impuesto a los montos de ahorro bancario. Esta posibilidad pone los pelos de punta a quienes de por sí ganan muy poco con meter su dinero en la banca, donde apenas se gana entre 3 y 6 por ciento.

9.      Lo bueno de la reunión con el gobernador es que se afianzó la relación entre Romo y Miguel Barbosa, cosa que seguramente dará buenos dividendos a los poblanos por la inyeección presupuestal en Puebla.

10.     Termino con una reflexión final: el sector empresarial del país está preocupado porque aumente el riesgo país, y de eso, francamente, el gobierno federal, debe ser un permanente protector.

Gracias y nos leemos mañana.
Twitter: @erickbecerra1
Face: @erickbecerramx

Deja un comentario