Morena perderá si persiste ruptura

La renovación de la dirigencia de Morena no pinta nada bien.

Los grupos que buscan mantener el control están decididos a no entregarlo a grupo ajeno a ellos.

Sin embargo, la dirigencia nacional sabe que los resultados de la elección del año pasado fueron desastrosos.

De hacer la campaña a la gubernatura, 217 alcaldías, el congreso local y el federal igual que la intermedia del año pasado, están ciertos que no hay futuro.

Las condiciones electorales a pesar de que Morena mantiene la simpatía de la mayoría ciudadana, serán adversas porque en realidad no funcionan como partido político.

La dirigencia nacional de Morena tiene claro que debe jugar con todos los actores porque de otra manera podrían estar entregando las plazas que ganaron hace tres años.

En el caso de Puebla, Morena no tiene más remedio que abrir el juego y permitir la participación de quienes hicieron ganar al partido en el 2019.

Mario Delgado lo sabe y las reuniones masivas de militantes de cara a la renovación, muestran el músculo de los grupos ligados al gobernador Miguel Barbosa.

Si Morena quiere ganar, debe dejar de comportarse como el PRD, si no, terminará como el sol azteca.

Muchas gracias. Nos vemos aquí, y de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 en Tribuna 98.7, por LOS40. Pódcast En tiempo real: Spotify, Apple y más). Twitter: @erickbecerra1 Facebook: @erickbecerramx Instagram: Erick Becerra

Compártenos

Deja un comentario