No sólo suben contagios; también se trastoca la productividad

México llegó a la cifra más alta de contagios desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020.

El país, cuyo presidente no usa cubrebocas ni quiere obligar a nadie a usarlo, registró 60 mil 552 nuevos contagios y 323 muertes. Repito: 323 fallecimientos; de nuevo estamos en un nivel alto de fallecimientos por coronavirus.

El reporte de este miércoles es desolador: el número de contagios en un solo día fue de 10 mil casos.

Oficialmente hasta ahora se contabilizan oficialmente 4 millones 495 mil 310 contagios, además de 323 muertes, cantidad similar a la de ayer. En total han muerto oficialmente 302 mil 112 personas.

Un argumento del presidente para calmar los nervios mexicanos es que el daño al organismo es menor ahora, debido a la aplicación de las vacunas.

Parece tener razón. Quienes se han contagiado principalmente de Ómicron y que tenían su esquema completo de vacunación, aparentemente han registrado menos consecuencias.

Pero a) No es concluyente ese hallazgo y b) Quienes se contagian también llevan el padecimiento a quienes no se han vacunado, quienes se ponen en alto riesgo.

Pero le doy otro elemento de análisis: ¿y qué onda con el ausentismo laboral? ¿Acaso la falta del personal en las empresas no les afecta en su organización y resultados?

Debe tomarse más en serio frenar el contagio porque si no, imagínense que se paralice la actividad de una cantidad de empresas similares a las que se detuvieron en la peor etapa de la pandemia.

¿Podríamos obligar en México a usar el cubrebocas y a vacunarse?

¡Claro! Si fuéramos realmente un país de leyes. Si no, pregúntenle a Novak Djokovic.

Nos vemos aquí, y de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 en Tribuna 98.7, por LOS40.

Pódcast En tiempo real: Spotify, Apple y más).

Twitter: @erickbecerra1

Facebook: @erickbecerramx Instagram: Erick Becerra

Compártenos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Deja un comentario