ONU confirma ejecución de al menos 50 personas en Bucha por tropas rusas

La invasión en Ucrania ha sido descrita por las ONU como una ‘historia de horror contra civiles’, luego de que su misión de monitoreo de derechos comprobara el asesinato indiscriminado de al menos 50 personas en la ciudad de Bucha, al oeste de Kiev.

Los hallazgos, según la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, no son hechos ‘aislados’ y constituyen crímenes de guerra.

De acuerdo con los funcionarios de la agencia internacional, estas cifras podrían aumentar una vez continúen las investigaciones.

‘La ley humanitaria internacional no sólo ha sido ignorada, sino totalmente abandonada’, aseguró este viernes la alta comisionada, Michelle Bachelet, quien denunció el ataque y bombardeo de áreas pobladas y de infraestructuras ocupadas por civiles por parte de las fuerzas rusas.

En Bucha, pocos días después del inicio de la guerra, un convoy ruso de tanques y vehículos blindados que buscaba llegar a Kiev fue atacado por los ucranianos y no pudo continuar su avance.

Esto obligó a las tropas rusas a permanecer en el suburbio de la capital ucraniana hasta, al menos, fines de marzo.

Luego del retiro de las tropas del Kremlin, el mundo quedó conmocionado por las imágenes de lo que parecían ser civiles asesinados alrededor de toda la ciudad. Tanto Ucrania como la ONU iniciaron investigaciones por posibles crímenes de guerra.

Los expertos de la ONU visitaron el país este 9 de abril.

Datos de la misión de la ONU

2.345 civiles muertos y 2.919 heridos durante la guerra

300 denuncias de asesinatos en Kiev, Chernihiv, Járkov y Sumy

155 detenciones arbitrarias por parte de las fuerzas rusas

144 ataques a instalaciones médicas

3.000 civiles fallecidos por falta de cuidados sanitarios

75 denuncias de violencia sexual

‘Casi todos los residentes de Bucha con los que hablaron estos expertos denunciaron la muerte de uno de sus parientes, vecinos u otras personas’, subrayó la alta comisionada Bachelet, quien agregó que otras localidades también sufrieron una situación similar a Bucha.

Bachelet ofreció como ejemplo de ‘la falta de respeto a las leyes internacionales’ el ataque a la estación de tren en Kramatorsk el 8 de abril, que causó la muerte de 60 personas e hirió a otras 111.

La misión de vigilancia ha recibido denuncias de más de 300 homicidios ilegítimos en Ucrania.

Desde que comenzó la guerra, la ONU ha documentado la muerte de al menos 2.345 civiles y 2.919 heridos.

Estos números, sin embargo, no incluyen áreas como Mariúpol, en donde actualmente se enfoca el conflicto.

Otras violaciones documentadas por la misión de monitoreo incluyen 75 casos de violencia sexual a mujeres, hombres y menores de edad.

Además, la oficina de la comisionada también denunció la detención, malos tratos, tortura y asesinato de civiles y prisioneros de guerra por parte de ambos bandos en guerra.

Bachelet hizo un llamado a garantizar que se respete el derecho internacional y se preserve la evidencia del conflicto en Ucrania.

‘Nuestro trabajo por ahora relata una historia de horror y violaciones contra civiles’, dijo Bachelet.

‘Esta guerra sin sentido debe terminar, y si no lo hace, al menos todas las partes deben instruir claramente a sus fuerzas para que respeten la ley humanitaria internacional’, agregó.

Con información de Agencias

Foto: Twitter

Compártenos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Deja un comentario