Siguen ajustes en los partidos

La victoria de Andrés Manuel López Obrador y la partida de Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso han propiciado sacudidas a todos los partidos políticos en Puebla.

Sin duda desde que ganó AMLO, el PRI se siguió debilitando, y muchos de sus cuadros que no se habían ido con él en la campaña, lo hicieron después.

Diputados locales que veían para su santo hoy su santo es el presidente de la República.

Legisladores federales, liderazgos en el partido y excandidatos que no querían levantar la mano hoy la sacuden para que los vean.

En el PRD, la creación del grupo de los cinco legisladores locales liderados por Armando García Avendaño muestra los nuevos tiempos de definición.

La salida ayer del PRD de Jorge Cruz Bermúdez es síntoma inequívoco de que lo que antes era, hoy ya no.

Así es en política. Y quien no lo quiera entender así, poco tiene que hacer en este juego.

En Morena, por ejemplo, se están dando con todo por la pugna interna que dejó la precampaña aunque es un error porque podrían ganar más sumándose a Luis Miguel Barbosa.

Y en el PAN no se han ido todos los que se irán, pues esperan la batiseñal.

Antes del 31 de marzo en que empiece la campaña, se sumarán a Luis Miguel Barbosa más personajes como lo hizo el presidente de la comisión de Ciencia y Tecnología del congreso local, lo cual le abonará fortalezas para enfrentar la elección con la amplia ventaja que hoy le dan todas las encuestas.

Gracias y nos leemos el miércoles.

Twitter: @erickbecerra1

Facebook: @erickbecerramx

Deja un comentario