El autor de la masacre de la escuela de Parkland en EE.UU. se declara culpable de todos los cargos

Nikolas Cruz, de 23 años, aceptó ante una jueza ser el responsable de la muerte de 17 alumnos de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, un tiroteo que ocurrió en febrero de 2018 y que conmocionó a Estados Unidos.

También se declaró culpable de 17 cargos de intento de asesinato por los heridos que dejó al abrir fuego en la escuela de la que había sido expulsado un año antes.

Cruz tenía 19 años cuando, armado con un rifle AR-15, ingresó a la escuela y mató a 14 estudiantes y tres empleados escolares. Otras 17 personas sufrieron lesiones.

En el tribunal de Florida, la jueza Elizabeth Scherer le preguntó a Cruz, uno por uno, cómo se declaraba respecto a cada asesinato.

El caso ahora pasa a otras audiencias en las que un jurado determinará su castigo. La jueza Scherer dijo que espera que el proceso comience en enero.

Cruz se enfrenta a una posible pena de muerte o cadena perpetua sin libertad condicional.

Su defensa

Los abogados que representan a Cruz anunciaron que su cliente se declararía culpable si no se consideraba la pena de muerte.

La semana pasada, su abogado, David Wheeler, le dijo a la juez que solicitaban al tribunal que imponga 17 cadenas perpetuas consecutivas como castigo.

La oferta fue rechazada por los fiscales, quienes en documentos judiciales dijeron que buscarían la pena de muerte y probarían que el crimen ‘fue especialmente nefasto, atroz o cruel’.

En un caso paralelo, la semana pasada Cruz se declaró culpable de un cargo de intento de agresión agravada y otros tres cargos por delitos graves derivados de un ataque, nueve meses después del tiroteo de Parkland, contra un guardia de la cárcel.

En una audiencia el pasado viernes, Cruz reconoció que su condena por el incidente en la cárcel podría convertirse en un ‘factor agravante’ para determinar si será sentenciado a muerte.

Un estudiante conflictivo

Cruz había sido expulsado de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en 2017.

Los estudiantes y el personal lo describieron más tarde como un joven conflictivo y un ‘paria’.

Anteriormente había sido investigado por la policía local y el Departamento de Servicios para Niños y Familias después de publicar en Snapchat videos de autolesiones.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) admitió más tarde que no hizo un seguimiento adecuado de las pistas sobre Cruz el mes anterior al tiroteo.

Muchos de los sobrevivientes del tiroteo se convirtieron en destacados defensores de las legislaciones para controlar la venta de armas en Estados Unidos y han exigido que se tomen medidas para prevenir incidentes similares.

En un evento que marcó el tercer aniversario del tiroteo en febrero, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió al Congreso que apruebe reformas, incluida la prohibición de las armas de asalto y el fin de la inmunidad legal para los fabricantes de armas.

‘Se lo debemos a todos los que hemos perdido ya, todos los que se quedaron atrás para hacer un cambio’, dijo Biden.

‘El momento de actuar es ahora’.

Con información de Agencias

Foto: Twitter

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario