El lado humano de Martha Erika

[vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text css_animation=”fadeIn” el_class=”text-justify”]Una campaña diferente, sin duda con energía y velocidad, pero también con pausa, realiza Martha Erika Alonso, candidata de Por Puebla al Frente, al gobierno del estado.

Le voy a compartir que más allá del mítin que reúne a miles, de las visitas a plazas públicas nutridas de seguidores y mucho más allá de las fotos de redes sociales, Martha Erika está disfrutando la campaña.

Algo que pocos pueden hacer.

Martha Erika Alonso se está quedando a dormir para poder recargar pilas, planear en las regiones más alejadas del interior del estado, y sobre todo para poder recorrer el mayor número de municipios.

Me cuentan quienes la acompañan que ya lo hizo en su primera semana de campaña en el municipio de Xicotepec ( cuando visitó Venustiano Carranza) y recientemente en Zacatlán (Ahuacatlán).

En esta campaña que sin duda es intensa, llena de roces entre las coaliciones, Martha Erika también aprovecha para visitar a la gente en sus casas, para escuchar de propia voz las necesidades de los serranos.

Me comparten que además, visita los atractivos turísticos de la región y disfruta de su gastronomía.

Le comparto una anécdota personal de la candidata.

Martha Erika acudió a Zacatlán con sus sobrinos Juan Carlos y Victoria, y cuando circulaban por la carretera Interserrana se ponchó una llanta de su vehículo, situación que aprovechó para comprometerse a que su primera acción de gobierno en esta región será arreglar el pavimento de la carretera.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_column_text css_animation=”fadeIn”]

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario