La Fiscalía de Puebla cumplió órdenes de aprehensión contra más de 100 personas.

  • Son 20 casos por homicidio, 18 por robo, 6 por violación, 3 por feminicidio, 2 por secuestro y 51 por diversos ilícitos.

A través de la Agencia Estatal de Investigación, la Fiscalía General del Estado de Puebla, en 45 días dejó fuera de toda operación delictiva a 109 personas que tenían órdenes de aprehensión en 100 casos en total: 20 por homicidio, 18 por robo, 6 por violación, 3 por feminicidio, 2 por secuestro y 51 por diversos ilícitos.

Destacan las detenciones de:

  • Abraham N., Francisco Arturo N. y Luis Pablo N., acusados de homicidio calificado en agravio del estudiante José Andrés N.

  • Guillermina N., Ángel N. y Juan N., acusados de homicidio calificado en agravio de Marco Antonio N., localizado recientemente en inmediaciones del Río Atoyac.

  • Erick Alejandro N., “El hombre del Millón”, acusado de fraudes en diversos estados, a través de “Franquicias Elite”.

  • Julio César N., detenido en el Estado de México por feminicidio, homicidio y aborto. Presuntamente privó de la vida a su pareja sentimental embarazada y sus dos menores hijos.

  • Moisés N. acusado del feminicidio de su concubina, hallada en Acatzingo.

  • Juan N., acusado de feminicidio agravado, en la Ciudad de México; intentó ocultarse en Huauchinango.

  • Jaime N., buscado en Michoacán por secuestro agravado de un adolescente de 17 años.

  • Tomás N., acusado de trata de personas en su modalidad de explotación sexual en agravio de una joven que era prostituida en el centro de Puebla.

  • Héctor N., acusado de secuestro y homicidio en agravio de un ciudadano en el año 2000.

  • Horacio N., acusado de homicidio calificado posterior a una fiesta en Santo Tomas Chautla.

  • Juan N., acusado de homicidio calificado de una mujer hallada en Loma Bella en 2008.

Para dar cumplimiento a mandamientos judiciales, la Fiscalía General del Estado de Puebla dispuso crear equipos de trabajo que dan muestra de labores de inteligencia y de campo, a fin de ubicar y detener a quienes infringen la ley.

Deja un comentario