Da resultados Rodríguez Almeida

Cuando Martha Erika Alonso Hidalgo, entonces gobernadora del estado, designó a Jesús Rodríguez Almeida como secretario General de Gobierno diversas voces se alzaron cuestionando el perfil que esa dependencia debía tener y que no coincidía con la preparación y sobre todo experiencia policial del funcionario.

Incluso recuerdo que en algunas entrevistas de radio tuve diferencias con legisladores sobre el tema. “Quizá así están las cosas que se requiere el perfil de Rodríguez Almeida en la secretaría”, he dicho frecuentemente.

Para entonces nadie sabía cuando lo nombraron que se iba a encargar del despacho de la oficina del gobernador.

Rodríguez Almeida se hizo cargo de manera sorpresiva, intempestiva y en medio de un escenario caótico unas horas después de conocer la muerte de la gobernadora.

Hoy, al paso de los días puedo inferir que sí sabe lo que hace. Puedo inferir que no sólo pudo con la mantener la gobernabilidad del estado sino que el poder Ejecutivo está en marcha.

Le puedo decir que conozco de reuniones que encabeza con el gabinete en las que ha metido en cintura a más de un funcionario, que ha levantado la voz cuando ha tenido que hacerlo y ha sido condescendiente en el momento oportuno.

Lo que describo es como debe ser un buen secretario de Gobernación.

Pero hoy que ejerce la titularidad del Ejecutivo del estado me parece que está haciendo un muy buen papel porque no se disparó la delincuencia, no se desató ninguna locura y por el contrario, ha tejido fino con el gobierno federal, a cuyos representantes conoce y además ha trabajado con varios de ellos en el pasado.

Sin duda buena parte de las razones que hacen pensar en Rodríguez Almeida para encargarse de la gubernatura interina tienen que ver con los resultados que ha dado en esta infausta etapa de Puebla.

Desde los corrillos:

Ayer, el exlegislador Eukid Castañón Herrera sorprendió a la clase política por la decisión que tomó: dejar la vida pública y concentrarse en proyectos personales y familiares.

Una decisión difícil pero digna de reconocer.

De Eukid Castañón se han dicho muchas cosas y lo que puedo señalar es que todo el tiempo fue congruente con el rol que debía jugar. Ahora no es la excepción.

Le comparto un fragmento de la carta que envió a los medios para despedirse de la vida política.

“El 24 de diciembre de 2018, la vida política de Puebla y del país se conmocionó con la muerte de Rafael Moreno Valle Rosas y Martha Erika Alonso Hidalgo, entrañables amigos, que sin duda dejaron un gran vacío en la escena pública y también en quienes caminamos junto a ellos en un incansable esfuerzo por hacer de nuestro estado y país, lugares con mejores condiciones de vida…

Rafael construyó un liderazgo a lo largo de 25 años, que difícilmente podrá ser ocupado por alguien más…

Conocí a Rafael y a Martha Erika desde hace más de 20 años, en este tiempo forjamos una amistad que nos llevó a librar batallas que nos dejaron grandes satisfacciones, así como derrotas que nos retaron a seguir adelante.

Hoy, al cumplirse 22 días de esta irreparable pérdida y al no estar Martha Erika y Rafael, quien fue mi líder moral, he tomado la decisión de retirarme definitivamente de la vida política y concentrarme de tiempo completo en mi familia y proyectos personales.

A mis adversarios y detractores de los que siempre tuve un aprendizaje, les deseo lo mejor.

Como poblano, esperaría que los diferentes actores políticos privilegien el diálogo en la toma de acuerdos para darle a Puebla la tranquilidad y estabilidad que necesita. Estoy convencido que el bien común debe prevalecer por encima de los intereses particulares”.

Gracias y nos leemos el viernes.

@erickbecerra1 en Twitter

@erickbecerramx en facebook

 

Deja un comentario